Como centro especializado en ortopedia en general, y en órtesis de rodilla en Tarragona en particular, nos gustaría aprovechar este espacio para hablarte acerca de los síntomas de la luxación de rodilla, una lesión que se produce debido a que el fémur y la tibia pierden el acoplamiento articular entre ellos como consecuencia de un traumatismo.

Cuando se sufre una lesión de este tipo, la rodilla se infla y se enrojece. Otro síntoma de esta luxación es un fuerte dolor al tacto y a la presión. Además, el lesionado es incapaz de flexionar y estirar la articulación. Normalmente, como hemos avanzado, esta lesión se produce cuando hay un desplazamiento óseo de la tibia sobre el fémur o al revés.

Con nuestra experiencia en la ayuda para la recuperación de diferentes lesiones, queremos explicarte que la luxación de rodilla se produce, por ejemplo, al practicar algunos deportes como el baloncesto o el fútbol. Esta clase de lesión también se da en los accidentes de tráfico, especialmente si hay impacto de la articulación contra el salpicadero.

Cuando hay una luxación de rodilla, es fundamental actuar con rapidez y proceder a la reducción del traumatismo. Para evitar el dolor al paciente, es importante que este esté sedado parcialmente. También es habitual colocar una férula de yeso durante un tiempo  para lograr la colocación de los componentes óseos, y, acabar la recuperación total con una órtesis de rodilla en Tarragona, adaptada a tu lesión y a tu actividad físca, existen gran variedad de tipos y modelos.

Si necesitas especialistas en ortopedia, prótesis y órtesis, no dudes contar con el equipo de especialistas que formamos Ceorma.