Una de las especialidades de nuestra empresa de ortopedia es la venta de sillas de ruedas en Tarragona, que se pueden clasificar en función de múltiples parámetros, pero el más evidente es el de sillas de ruedas convencionales, que funcionan por la acción de la persona que va sentada o bien por una segunda persona, y sillas de ruedas eléctricas, que tienen una serie de ventajas con respecto a las tradicionales que vamos a repasar en las siguientes líneas de esta entrada.

Antiguamente las sillas de ruedas eléctricas que ofrecíamos en Ceorma, S.L. eran demandadas casi en exclusiva por personas que tenían también limitada la función de los brazos o las manos, ya que quienes sí disponían de movilidad para ejercer fuerza en la parte superior del cuerpo usaban las convencionales. Esa tónica ha cambiado y hoy día predominan las sillas de ruedas eléctricas, porque el impulso con energía permite a las personas maximizar su independencia y, en definitiva, ganar en calidad de vida.

La principal ventaja de este tipo de sillas de ruedas en Tarragona que ofrecemos en nuestra empresa es la posibilidad de recorrer grandes distancias, en diferentes superficies y desniveles, sin necesidad de ayuda por parte de otra persona.

Con ellas se gana en independencia, pero además son por completo adaptables y tienen más posibilidades de transportarse en un coche que otras opciones que ofrece el mercado, como las scooters eléctricas. Suelen ser a tracción trasera y funcionan con una serie de baterías de distinto tipo que han ganado en duración y fiabilidad con los años, así que las sillas de ruedas eléctricas son hoy día la mejor opción para las personas de movilidad reducida.